Preguntas Más Frecuentes

¿Es esté un proyecto oficial de la NASA?

Todavía no. NHMI es una iniciativa privada cuyo objetivo es convencer a la NASA para que adopte nuestra propuesta de mensaje.

 

¿Cómo convencerán a la NASA?

Tenemos una petición en línea con la cual esperamos reunir miles de firmas de todo el mundo, una carta de patrocinio firmada por los líderes de la astronomía y otros campos, y una campaña de recaudación de fondos para demostrar que podemos proporcionar un presupuesto para apoyar el proyecto. Cuando sintamos que hemos reunido suficientes firmas y dinero, nos acercaremos a la NASA y haremos la petición formal.

 

¿A quién se le ocurrió esto?

Al artista Jon Lomberg, Director de Diseño del Disco de Oro de la Voyager de la NASA. Él tuvo la idea original, la cual ha ido desarrollando con la ayuda de un Comité Asesor internacional.

 

¿Quién pagará por ello?

Pretendemos recaudar el fondo inicial de las donaciones individuales hechas por las personas que firmaron esta petición. Una vez que tengamos la aprobación de la NASA, planearemos una gran campaña de arranque en línea para recaudar un estimado de $500,000 dólares que creemos que el proyecto necesitará los próximos tres años.

 

¿Para qué se necesita el dinero?

Se requiere de muchos experimentos para desarrollar las técnicas de almacenaje y envío del mensaje. Se necesita presupuesto para viajar, ya sea a reuniones y conferencias para planificar y organizar el proceso de requisición, o reunirnos con la NASA a medida que desarrollamos nuestro plan, etc. Necesitamos apoyar una extensiva presencia en línea para hacer publicidad al concurso y solicitar, recibir, archivar y revisar las requisiciones. Tenemos que conformar programas educativos de alcance para que las escuelas desarrollen oportunidades basadas en las ciencias que inspiren y motiven a los estudiantes.

 

¿En qué consistirá el mensaje?

En realidad no lo sabemos todavía. El reto será crear el mensaje con la mayor duración posible pero que también sea  fácil de decodificar.

Creemos que seremos capaces de enviar imágenes y tal vez sonidos. Nuestro equipo técnico se hará cargo de los muchos temas involucrados y determinará la forma y contenido posibles.

 

¿Quién va a seleccionar el contenido del mensaje?

Todo el mundo. Nuestro objetivo es llevar a cabo una búsqueda internacional de las imágenes específicas y cualquier otro tipo de información que se quiera enviar. Los finalistas serán seleccionados por votación en línea en diversas categorías de contenidos. El mensaje final será resultado de diversas fuentes de gente alrededor del mundo, creando así un autorretrato de la Tierra de la segunda década del siglo 21.

 

¿Están todos los países representados en su Comité Asesor?

Todavía no. Pero nuestra lista de socios extranjeros crece día a día y esperamos traducir nuestros documentos a tantos idiomas como sea posible.

Es imposible representar a todas las naciones, lenguas, culturas, profesiones o estilos de vida. Nuestro lema debe ser: las personas en la mesa también deben representar a la gente que no está en ella.

 

¿Y a los animales?

Vamos a tratar de representarlos también.

 

¿Cuándo comenzará el concurso?

Nuestra meta es empezar el concurso exactamente un año antes de que la misión “New Horizons” pase junto a Plutón en julio del 2015. Para ese entonces habremos ya respondido a todas las preguntas técnicas y sabremos qué tipo y qué cantidad de contenido podemos enviar.

 

¿Cuándo se enviará el mensaje a la nave espacial?

No hay espacio en la memoria de la computadora para nuestro mensaje hasta que los datos del encuentro con Plutón hayan sido descargados. Eso podría tomar un año entero, así que probablemente vayamos a subir el mensaje hasta el año 2016.

 

Una vez que el mensaje se haya subido, ¿puede ser cambiado?

Una de las nuevas características de este formato es que se puede cambiar. A diferencia de los discos de la Voyager y las placas de la Pioneer que están más allá del alcance humano una vez que han sido lanzadas, el mensaje de NH se puede editar mientras la nave está en comunicación con la Tierra, quizás hasta por varias décadas. El mensaje podría ser mejorado y actualizado para que refleje los cambios en la Tierra durante la fase post Plutón de la misión.

 

¿Cuánto durará el último mensaje en la memoria de la computadora?

Nadie lo sabe realmente. La memoria de la nave espacial es similar a la de un dispositivo de almacenamiento de una memoria flash, muy diferente a cualquier cosa en la Voyager.

El frío extremo puede alargar el tiempo que le toma al mensaje desvanecerse; sin embargo, la radiación del ambiente puede acortarlo. Las estimaciones más conservadoras son de una duración de vida de unas pocas décadas. Otros físicos e ingenieros creen que el mensaje puede permanecer durante siglos o incluso milenios. Otra incógnita es la tecnología avanzada que tendrían los extraterrestres que encontraran la nave. Podrían tener formas de leer la memoria desvanecida que aún no podemos imaginar.

 

¿Qué se pretende con enviar un mensaje que tal vez no dure lo suficiente como para que los extraterrestres lo encuentren?

Este es un mensaje tanto para la Tierra como para los extraterrestres. Durante 40 años las personas se han inspirado por el simbolismo de la grabación de la Voyager, de describirnos  a nosotros mismos ante una audiencia cósmica hipotética. El acto de crear el mensaje tiene un gran valor educativo, cultural e incluso espiritual; aún si el mensaje sea o no encontrado por otros seres.

 

¿Cómo puedo ayudar?

Firma la petición en línea y di a tus amigos y colegas acerca de esto. Haz una donación – estamos agradecidos con cualquier contribución por pequeña que sea. Entérate de nuestro concurso y participa en él.

 

¿Quién habla en nombre de la Tierra?

Tú, si así lo deseas.